Como realizador audiovisual, me apasiona el planeta Tierra, sus paisajes y culturas. Me encanta el mar, la paz, el silencio, la naturaleza, el bullicio puntual de una ciudad, un mercado, un pueblo, lo exótico, lo cotidiano, lo mágico…

Quizás no has podido estar en tal sitio, o vivir tal otra experiencia, pero mi ilusión es hacerte sentir la emoción de haberlo vivido. Me apasiona dar vida a la vida. Dar nuevo sentido a los sentidos. Lo que más amo de mi oficio es que me ayuda a alcanzar esa meta.

En realidad, lo considero mi manera de celebrar la vida.

Hace poco viajé a Camboya. Fue mi primer viaje al sudeste asiático.

Quedé maravillado por la riqueza de colores, olores, sonidos, paisajes, vestigios del pasado, poblaciones rurales, gentes que trabajan para sobrevivir al día a día, monjes que pasean por sus templos ataviados en sus telas de naranja intenso, amaneceres sobre templos milenarios de majestuosidad abrumadora, ruinas en medio de una naturaleza salvaje, mares templados, playas casi vírgenes, puestos callejeros de comida exótica de ricos olores y, por qué no decirlo, el sabor agrio de la pobreza.

Conocer la riqueza de nuestro mundo es maravilloso, pero para mi no tendría sentido si no pudiera captarlo con mi cámara.

Al volver del viaje, casi tan apasionante como haber estado allí fue el volver a entrar en contacto con lo que pude captar y aglutinarlo todo en una pequeña obra en la que poder expresar las emociones que viví.

Tras el viaje a Camboya tuve la ocasión de embarcarme en una aventura de un día junto a una asociación que estudia las ballenas en las costas catalanas. En medio de las aguas tranquilas, de repente, un sonido que no había escuchado nunca rompió el silencio y apareció una enorme ballena junto a nuestra embarcación. La sensación de esa experiencia no soy capaz de contarla con palabras, pero a través de mi cámara creo que puedo acercar al espectador a ese momento.

Podría contar más historias, unas más bellas, más alegres, otras más tristes y oscuras, pero las quiero enseñar, más que contar.

Mi pasión es hacer vivir a través del audiovisual la magia de la vida, desde mi punto de vista. Emocionar.

Como realizador audiovisual, me apasiona el planeta Tierra, sus paisajes y culturas. Me encanta el mar, la paz, el silencio, la naturaleza, el bullicio puntual de una ciudad, un mercado, un pueblo, lo exótico, lo cotidiano, lo mágico...

Quizás no has podido estar en tal sitio, o vivir tal otra experiencia, pero mi ilusión es hacerte sentir la emoción de haberlo vivido. Me apasiona dar vida a la vida. Dar nuevo sentido a los sentidos. Lo que más amo de mi oficio es que me ayuda a alcanzar esa meta.

En realidad, lo considero mi manera de celebrar la vida.

Y ahora la parte aburrida:

Estudié Comunicación Audiovisual en la Universidad Ramon Llull en Barcelona. Luego realicé un master en Comunicación Audiovisual Interactiva en la Universitat de Barcelona. Y un poco después, en la ESCAC (Escuela de cine de Catalunya), estudié un posgrado sobre dirección de fotografía.

MI KIT DE GRABACIÓN